[CINE] Cruella (2021)

No todo en la vida es blanco y negro


Antes de iniciar este comentario acerca de Cruella, la más reciente película live-action de Disney, hay que dejar un hecho claro. El concepto de que esta cinta es una “adaptación” con actores de la versión animada de los 101 Dálmatas (conocida originalmente como La Noche de las Narices Frías) o que es una precuela de la maquiavélica adaptación que tuvo esa misma cinta en 1996 es un error. Cruella es, por mucho, una película propia, que si bien tiene sus raíces en esas producciones, desde el principio marca un estilo e historia únicos, muy alejados de lo que habíamos visto antes por parte de estos estudios.

UNA PELÍCULA A LA MODA

Reinventando por completo a Cruella DeVil, esta cinta nos narra la vida de este personaje desde que llegó al mundo, destacando como su forma de ser y el peculiar color de su cabello la hicieron el blanco de la sociedad desde que era pequeña. La muerte trágica de su madre y su amistad con dos ladronzuelos marcan el camino que seguirá la joven mientras persigue su sueño de convertirse en una aclamada diseñadora de modas.

Durante la trama, la cinta dirigida por el australiano Craig Gillespe añade una interesante serie de personajes secundarios y las suficientes referencias al clásico animado de Walt Disney como para recordar de dónde viene la historia, pero vaya que hace un esfuerzo por alejarse del estilo que han marcado los filmes de la casa del ratón desde hace década para hacerse de uno propio. Sin lugar a dudas, Cruella es una propuesta tan singular que reducirla a una mera “adaptación” resulta algo increíblemente injusto.

NACE UNA ESTRELLA

Emma Stone y Emma Thompson nos entregan unos personajes tan grandes, que la propia cinta les queda chica, lo cual se nota muchísimo hacia el final de la cinta, cuando sentimos que sus acciones están limitadas más por los lineamientos que deben seguir las películas de Disney que por lo que seguramente querían hacer los guionistas, las actrices y el director.

Claro, la producción no se salva de problemas como personajes de relleno que pudieron haberse explotado de mejor manera, muchas escenas forzadas, terribles peinados y un par de actuaciones lamentables, pero la fotografía, las protagonistas, el vestuario y una excepcional banda sonora rescatan de sobremanera una cinta que bien pudo haber sido igual de intrascendente que casi cualquier otro live-action que ha lanzado Disney durante los últimos años.
Cruella es una grata sorpresa, y aunque no necesariamente es el mejor Live-Action que ha hecho Disney en la última década, sí es uno de los mejores.


Like it? Share with your friends!

José M. Saucedo
Director Editorial en Capital GAMING. Cinéfilo, Melómano, GAYmer. Creativo por Accidente, Psicólogo de Vocación, Marketing por Conveniencia. Cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad.

0 Comments

Deja un comentario

Wow lo encontraste