[CINE] Luca

Pixar celebra 35 años con una historia de amistad, aceptación y mucha pasta


Creo que si hay algo que destacar de Luca es la manera en como nos demuestra que, además de una buena historia, también es importante la forma en como esta nos es contada. La película que celebra los primeros 35 años de Pixar no nos cuenta una historia nueva; de hecho, es una que ya las producciones de Disney nos han contado muchas veces pero, a través de geniales personajes y hermosos escenarios nos ofrece una animación genuinamente entrañable.

RECUERDOS DE LA INFANCIA

Basado en los recuerdos de su infancia, el director Enrico Casarosa nos lleva al pueblo costero de Portoroso, donde los lugareños viven con temor de los monstruos marinos, al tiempo que, bajo la superficie de sus aguas, se encuentra una colonia de criaturas marinas que sólo quiere vivir en paz. En esta comunidad conocemos a Luca, un tímido pastorcito cuya curiosidad despierta cuando se encuentra con objetos humanos y un joven vagabundo lo lleva a la superficie, revelando un mundo completamente nuevo para él. Obviamente, su familia está en contra de ello, y justo cuando buscan enviarlo con un familiar a las profundidades del mar, Luca escapa con su nuevo amigo Alberto para el pueblo humano.

Bajo esta premisa, la cinta nos ofrece una emotiva historia sobre amistad y aceptación, que sobre una serie de clichés que ya hemos visto en muchas otras animaciones, ubica un gran reparto de personajes protagónicos y secundarios que hacen de la película una producción genuinamente memorable. Un hermoso escenario italiano a mediados del siglo pasado y la evidente influencia de los estudios Ghibli en su tratamiento sólo complementan a la perfección un proyecto que se siente personal.

AMISTADES ANIMADAS

Como ya es tradición en las producciones de Pixar, el trabajo de animación y diseño de producción de Luca es genuinamente impresionante, dándole vida al mundo de esta cinta  llenándola de detalles que la hacen sentir creíble. Sobre esto, la dirección del filme fluye impresionantemente, enganchando al espectador en una historia que no es espectacular, sino bonita, donde una amistad cercana se vuelve uno de los elementos más importantes no sólo de la trama, sino de su concepto.

Si bien el guión escrito por Jesse Andrews y Mark Jones queda abierto a muchas interpretaciones, lo inocente de su tratamiento le da aún más valor. Luca no es la producción más ambiciosa de Pixar, pero vaya que destaca como una de las mejor logradas en casi todos sus aspectos. Desde los detalles más sutiles en la animación de los personajes hasta en la genial banda sonora compuesta por Dan Romer, la cinta vale la pena verse una y otra vez.


Like it? Share with your friends!

José M. Saucedo
Director Editorial en Capital GAMING. Cinéfilo, Melómano, GAYmer. Creativo por Accidente, Psicólogo de Vocación, Marketing por Conveniencia. Cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad.

0 Comments

Deja un comentario

Wow lo encontraste