[CINE] ¡Zombis, Cámara, Acción!

¡La película de zombis del año!


El género zombie se volvió muy popular hace tiempo; teniendo producciones como “Estación Zombie”, “Guerra Mundial Z” o incluso la más reciente producción de Netflix “El Ejército de los Muertos”, dando lugar a una variedad de grandes producciones centradas en esa temática. Pero también tenemos las denominadas películas de serie B, que como muchos saben, están hechas con bajo presupuesto y se caracterizan por ser malas, pero al mismo tiempo entretenidas y reconocidas por el público.

HAY QUE AHORRAR 

Si imaginamos la combinación de ambos géneros, como resultado tenemos “One Cut of the Dead”, de Shinichirô Ueda, película donde podremos encontrarnos con una muy peculiar comedia dedicada a todo amante de estos seres de ultratumba. La cinta comienza siendo directa y honesta con nosotros: “Si logras soportar los primeros 30 minutos de esta cosa, valdrá la pena” lo cual es totalmente cierto. En primera instancia llega a nuestro pensamiento: ¿Qué demonios estoy viendo? Intentando a toda costa provocar nuestra salida de la sala.

Todo es a una sola cámara, revelando como primicia a un equipo de grabación en medio de la producción de una cinta con temática zombie. Pero en un giro de eventos (bastante predecible), las cosas se salen de control al tener presentes en el set a verdaderos muertos vivientes. Uno en verdad tendrá el deseo de pedir de vuelta el dinero de su boleto al percatarse de tomas sin enfoque, planos y secuencias pésimos, actuaciones amateur y efectos mediocres; en resumen, algo hecho por alguien recién ingresado a la universidad. Pero no todo es lo que aparenta esta cinta, pues la verdadera historia comienza justo después de la primera media hora, al narrarnos que esta es una producción por parte de una cadena de televisión japonesa, por ello y para llevar a cabo este proyecto, deciden buscar un director interpretado por Takayuki Hamatsu.

MUERTOS NOVATOS

El recién elegido está consciente sobre el reto y como pondrá a prueba todas sus habilidades como director. Reuniendo a un singular equipo de producción y actores, el objetivo a lograr es realizar algo digno para toda la audiencia al ser televisado totalmente en vivo para posteriormente ser editado. Contra todo pronóstico, la película logra entregarnos una muy entretenida comedia, exhibiendo las calamidades de una producción, pero de manera hilarante. Si bien, es tediosa en un principio, tal como se comentó, vale la pena soportar la antesala de esta locura. La cinta es brillante al lograr plasmar a la perfección el concepto del cine de serie B.

A medida que avanza la película, esta va dejando de tener una perspectiva amateur para ser algo de un nivel superior. El plano ininterrumpido para abrirle paso al relato bajo una especie de making off, siendo su mayor atractivo. La narrativa es bastante inteligente, sobre todo al momento de contar incluso con algunos momentos emotivos que sirven para darle un mayor trasfondo a la historia.

¿LLEGAMOS AL FINAL?

Hablando del elenco, realmente son fantásticos; el encarnar a personas tan poco profesionales, excéntricas o problemáticas denota el reto que fue para ellos interpretarlos. Si a eso sumamos como los personajes pertenecientes al equipo de grabación logran convencernos de su sufrimiento ante todo lo acontecido, realmente disfrutaras de cada uno de ellos. Para cuando lleguemos al clímax, estaremos no solo con una sonrisa enorme en el rostro acompañado de un dolor en la boca del estómago. Una enorme intriga sobre el desenlace de esta peripecia nos invadirá la incógnita acerca de cómo terminará todo este divertido caos.

Zombies, Cámara, Acción es uno de los más cariñosos homenajes jamás filmado a este género, pero sobre todo, a los técnicos, los actores, los artistas, los cineastas y a todo aquel apasionado de la improvisación, capaz de realizar cualquier tarea titánica para conseguir ese milagro: levantar una película.


Like it? Share with your friends!

Redacción

Novice

0 Comments

Deja un comentario

Wow lo encontraste