[EDITORIAL] 10 Razones para jugar Super Meat Boy

Para celebrar los 10 años de un clásico indie, te damos 10 razones para jugarlo.


El día de hoy, una joya de los videojuegos celebra su décimo aniversario. Este título tuvo un inicio humilde entre los juegos flash, y culminó como una de las producciones más elogiadas por la crítica. Para celebrar sus 10 años, nos toca darles 10 razones por las cuales debes jugar Super Meat Boy.

NÚMERO UNO

El juego trata sobre las aventuras de un cubito hecho de carne, quien debe salvar a su novia de un malvado doctor que, literalmente, es un feto dentro trajeado. Si esa primicia no te atrapó, ¡nada lo hará! El título del juego está bastante claro. ¡Eres una bolita de carne que corre y salta!

NÚMERO DOS

Nuestro héroe está realmente hecho de carne, por si no hace mucha gracia la cuestión del maltrato animal. Super Meat Boy está hecho de carne, pero no de animalitos. El tipo de material del que está hecho es un misterio. Puede ser carne de zombie, artificial, humana. Nunca lo sabremos. Como dato extra, PETA lanzó en protesta a su contraparte, Super Tofu Boy, quien está hecho de.. pues de tofu. Los desarrolladores de Super Meat Boy decidieron incluirlo en el juego, aunque es más débil, lento y salta menos. 

NÚMERO TRES

Los efectos sonoros, el soundtrack y su estilo artístico están a la orden del día. No parece que el juego haya envejecido 10 años, ya que sus visuales se mantienen vigentes. ¡Y qué decir de la música! Ésta es uno de los puntos en el que la crítica se fijó directamente para alabar al título. Por último, sus efectos de sonido son el toque de gracia. Al morir o con su simple desplazamiento, Super Meat Boy hace un sonido muy difícil de olvidar!

NÚMERO CUATRO

El juego tiene un humor ácido, como cuando te da acidez después de comer mucha carne. Por si la sonrisa un poco perturbadora del buen Super Meat Boy no lo hacía evidente, el videojuego tiene escenas cómicas y un tanto oscuras de sobra. Esto no debería ser sorpresa para nadie, pues su creador es el mismo que está detrás de otra joya indie: The Binding of Isaac. 

NÚMERO CINCO

Además de un humor ácido, Super Meat Boy está lleno de referencias. Hay guiños a títulos de la época dorada de los videojuegos como Castlevania, Ninja Gaiden y Super Mario, por aquello de que el concepto de raptar a la damisela no eran suficientemente obvios. 

NÚMERO SEIS

El juego se siente como un clásico de la NES. Las mecánicas de Super Meat Boy son sublimes. El título apuesta más por lo sencillo. Cada nivel consta de reunirse con Bandage Girl para rescatarla, una y otra vez. El truco está en cómo llegar a ella. El juego demanda un muy alto nivel de habilidad y justo esa misma fórmula es la que también catapultó a las estrellas a otro título indie de ciertos hermanos con cabeza de taza.

NÚMERO SIETE

Los controles están pulidos casi a la perfección. Esto refuerza el hecho de que si fallas un nivel, no es por un error en su diseño sino a una falta de habilidad de tu parte. Super Meat Boy únicamente puede desplazarse, correr y saltar. Sus controles tan sencillos son fáciles de comprender en un principio, pero difíciles de dominar en niveles muy avanzados. 

NÚMERO OCHO

!Hay más de 300 niveles para rescatar a Bandage Girl, enfrentarte a jefes y manchar todo el escenario con pedazos de Super Meat Boy! Como buen juego inspirado en los clásicos, tiene niveles hasta para repartir. Desde los iniciales que se pueden completar saltando para comprender las mecánicas, hasta otros salidos de una mente retorcida, que están llenos de sierras que te harán implorar que termine el juego… digo, ¡diversión sin fin!

NÚMERO NUEVE

El placer de la repetitividad. Controles sencillos pero desafiantes, muerte instantánea y más de 300 niveles son el escenario perfecto para un juego en donde morirás MUCHO. Super Meat Boy es de esos títulos en donde la perseverancia es la clave para el éxito. Eso o terminar con pantallas estrelladas y controles lanzados por la ventana. Ojalá sea la primera opción. Al menos después de morir, el juego no tarda nada en cargar el nivel de nuevo y así se consigue una jugabilidad muy rápida que amortigua esas sensaciones de frustración.

NÚMERO DIEZ

¡La diversión cárnica se duplicará! Después de diez años, se tiene planeada una secuela para 2021! El próximo año llegará a consolas actuales y de la siguiente generación, Super Meat Boy Forever. En donde conoceremos al tercer miembro de esta familia, el hijo de Super Meat Boy, Nugget. 

Ahora sí, ya no hay excusa para no probar este clásico del mundo de los juegos indie. Super Meat Boy no tiene desperdicio en absoluto y lo puedes encontrar disponible en PlayStation 4, PC, Nintendo Switch, Xbox 360 y Wii U. Si ya jugaste Super Meat Boy coméntanos, ¿qué nivel se te hizo el más difícil? ¿Esperas con ansias la secuela?


Ivan Cardoso

Wow lo encontraste