[EDITORIAL] 10 Tips para entrarle a Bravely Default II

Consejos y recomendaciones para comenzar este jRPG como se debe.


Como ocurre con casi todos los RPGs, sobre todo los de vieja escuela, el proceso que te lleva a conocer todas las posibilidades que hay dentro del título en cuanto a habilidades, estrategias y opciones disponibles (así como todas sus limitantes) puede ser abrumador. Ahora. si a esto le sumas una considerable cantidad de personajes nuevos en cada momento y una historia con los suficientes giros en la trama para dejar atrás a casi cualquier película de fantasía o ciencia ficción, muchos jugadores primerizos pueden sentirse perdidos ante una propuesta tan ambiciosa como lo podría ser Bravely Default II.

Por esta razón, y aprovechando que el juego de Claytechworks sigue la fórmula de un juego de rol clásico al pie de la letra, queremos compartirte unos consejos y recomendaciones para comenzar tu aventura de la mejor forma posible. Sin spoilers, sin complicaciones y con algo de experiencia, aquí tienes 10 tips para entrarle a Bravely Default II

  1. Recuerda que la dinámica de ‘Bravely’ y ‘Default’ no sólo la tienes tú, sino también tus enemigos, lo que puede resultar en ataques devastadores. De esta forma aprovecha las acciones de tu turno para agredir primero a los enemigos que vayan a realizar una acción en el siguiente. A éstos los reconoces, la mayoría de las veces, por un símbolo amarillo delante o encima de ellos.
  2. Utiliza constantemente la lupa o la habilidad de Examine (Libra) sobre tus enemigos. Esto te permitirá saber no sólo sus puntos de vida, sino también la clasificación a la que pertenecen y sus afinidades elementales. Con esta información podrás saber exactamente cuales son sus debilidades.
  3. No olvides la clásica regla de los elementos de los RPG. Los enemigos de hielo son débiles al fuego y viceversa. Las plantas le temen al fuego. Los no-muertos pueden ser vencidos con magia e ítems de curación y tus contrincantes hechos de metal o que visten poderosas armaduras reciben mucho daño de la electricidad.
  4. Aprende también el tipo de arma al que los enemigos son más débiles. Una poderosa espada no es útil si el monstruo sólo es débil a las flechas.
  5. Como todo buen RPG, cada vez que llegues a una nueva ciudad, asegúrate de hablar con todos. Nunca sabes quien podrá darte una pista sobre algún tesoro escondido o te señalará el siguiente paso en tu aventura.
  6. Conforme vas desarrollando la historia, en cada ciudad se van liberando misiones secundarias. Algunas son muy complejas, otras nomás te traerán de mandadero. Asegurate de cumplir todas y cada una de ellas, ya que no sólo puedes darte valiosas recompensas en dinero, equipo e ítems, sino que algunas de ellas esconden asteriscos con los que puedes conseguir más trabajos para tu arsenal.
  7. Por muy poderoso que sea un trabajo sobre cualquier otro, nunca hagas que todo tu equipo pertenezca al mismo. Procura tener siempre un personaje, por lo menos, que se dedique a proteger y curar a sus compañeros.
  8. Aprende a dominar trabajos para que, al combinarlos, puedas crear personajes invencibles. Un mago negro con habilidades de ladrón es muy útil, al igual que un monje capaz de usar los poemas del bardo.
  9. Recuerda la regla del peso y aprende a administrar lo que puede soportar cada héroe. En este título tener la mejor arma y armadura no siempre es lo más conveniente.
  10. Cuando liberes el barco, asegúrate de tenerlo viajando constantemente. Mientras tengas tu consola en reposo (Stand-By), el barco “viajará” hasta por 12 horas, y en su odisea encontrará muchos tesoros que te serán útiles, como puntos de experiencia para tu personaje y para su trabajo asignado.

Esperamos que estos tips sean de utilidad, y si quieres compartir algún otro, déjalo en los comentarios.


José M. Saucedo
Director Editorial en Capital GAMING. Cinéfilo, Melómano, GAYmer. Creativo por Accidente, Psicólogo de Vocación, Marketing por Conveniencia. Cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad.
Wow lo encontraste