[EDITORIAL] El extraño caso de Rule of Rose

Un juego tan perturbador, que sus creadores prefirieron olvidarlo.


Cuando se habla de videojuegos de terror, siempre se cae en la referencia obvia y se comenta acerca de Resident Evil o Silent Hill, series que para muchos establecieron el género; aparte, en este tema no faltará quien quiera verse osado y señale juegos menos conocidos, pero que también encuentran su lugar común en estas charlas. Fatal Frame, Haunting Ground, The Suffering y Eternal Darkness son clásicos ya tan mencionados que a veces pareciera que el género de los videojuegos de terror es sinónimo de zombies, monstruos sanguinolentos, cuerpos desmembrados y escenarios oscuros. Cada juego con su historia macabra y sus sustos programados pero, al final, todos tan vistos y conocidos que difícilmente podemos sorprendernos de ellos, ¿no? ¿Qué pensarían ustedes si les hablara de un juego cuyo impacto fue tan grande que la censura y la incomprensión lo llevaron al olvido? Y todo eso no ocurrió por sus escenas de muerte y sangre, sino porque basó su propuesta en la fuente de terror más grande que existe en este mundo: la naturaleza humana.

TERROR A LA ANTIGUA

En algún lugar de Inglaterra durante la década de 1930, una joven y su perro labrador quedan atrapados en un orfanato tras la trágica muerte de sus padres en un accidente aéreo. Ahora, comento que nuestra protagonista y su mascota quedan atrapados ya que en este lugar se encuentran a merced de un grupo de malévolas niñas que se hacen llamar a sí mismas como las Aristócratas del Crayón Rojo, y cuyo dominio en este lugar es tan fuerte que incluso se encuentra al mismo nivel que el de los adultos que se están a cargo de lugar. No cumplir algún capricho de estas pequeñas será causa de un castigo seguro y, posiblemente, mortal. ¿Qué hace nuestra heroína aquí? ¿Qué fue del niño que la guió a este lugar? ¿Cómo podrá escapar de aquí?

Bajo esta propuesta se presentó Rule of Rose, un título que Sony Computer Entertaiment le encargó al equipo de Punchline en algún momento del 2004, con la intención de crear un juego de terror que se alejara de los conceptos que ya se habían visto en las series de Capcom y Konami. El resultado fue un juego que se inspiró en la crueldad que se encuentra en las versiones de los cuentos de hadas clásicos de los hermanos Grimm y en la simple inmadurez infantil, pero vista desde un punto de vista adulto.

¿De qué es capaz un pequeño cuando tiene el poder de mandar sobre sus semejantes sin importar la edad? La macabra respuesta da como resultado una historia genuinamente cruel, malévola y aterradora, que conlleva en su excéntrica galería de personajes tantos elementos aparentemente incomprensibles para el público en general que, al final, el juego llegó a occidente únicamente para generarle dolores de cabeza a sus desarrolladores y distribuidores.

MIEDO IMPORTADO

Acusado de ser promotor de la pedofilia y la tortura, señalado por contar una historia que resultaba perturbadora para los fanáticos del género y censurado por lo perverso de sus personajes, Rule of Rose recibió tantísimas críticas en contra que fueron realmente pocos los que se dieron cuenta de su verdaderos problemas, como lo eran una espantosa dinámica de juego y pésimo ritmo narrativo.

Este juego se publicó en el 2006 en los Estados Unidos en una limitadísima edición, generó un problemón al grupo encargado de la clasificación de títulos en Europa, no llegó a Australia y en Japón se volvió una leyenda urbana. Actualmente se encuentra establecido como otro de esas genuinas y olvidadas producciones de culto que hicieron grande al PlayStation 2, y en estos días apenas y es recordado por su estupenda banda sonora.

Para regiones como América Latina, Rule of Rose es una rareza que vale la pena jugarse si uno se dice fanático de los videojuegos de terror, aunque claro, eso se volverá todo un reto ya que entre coleccionistas y revendedores, este lanzamiento es increíblemente raro, se vende extremadamente caro y por las cuestiones mencionadas anteriormente, a la fecha no se ha re-editado en ninguna consola posterior al PlayStation 2.

¿Volveremos a ver nuevamente a Rule of Rose en esta industria? La verdad, lo dudo…


Like it? Share with your friends!

José M. Saucedo
Director Editorial en Capital GAMING. Cinéfilo, Melómano, GAYmer. Creativo por Accidente, Psicólogo de Vocación, Marketing por Conveniencia. Cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad.

0 Comments

Deja un comentario

Wow lo encontraste