[EDITORIAL] Recordando a Final Fantasy XII

El juego menospreciado de la serie cumple 15 años


Durante más de una década, SquareSoft y la serie Final Fantasy marcaron la pauta de cómo debían ser los videojuegos de rol, haciendo que cada nuevo competidor en este género siguiera sus pasos de una u otra forma. Claro, durante la época de los 16 bits, esta lucha quedó relegada a un nicho que estaba muy atrás de propuestas mucho más populares de esa época como lo fueron los juegos de peleas y de plataforma. Esta situación se mantuvo así hasta 1997, cuando Final Fantasy VII llegó para revolucionar el género por completo, llevando los RPG al mainstream y convirtiendo a la franquicia en inspiración y punto de comparación no sólo  para otros juegos similares, sino para casi cualquier otro título de su generación. Aun así, lo que podría considerarse como uno de los tres mejores de la serie no llegaría sino hasta después, específicamente el 16 de Marzo del 2006.

DE REGRESO A IVALICE

Bajo la dirección de Hiroyuki Ito y el diseño de Yasumi Matsuno, Final Fantasy XII hizo su aparición como el último juego de la serie en publicarse para el legendario PlayStation 2. El título fue anunciado como una aventura más ubicada en Ivalice, el mundo que había servido de escenario para Final Fantasy Tactics y el legendario Vagrant Story, pero contando una historia completamente nueva.

De acuerdo con sus creadores, esta entrega buscaba ofrecer una versión mucho más madura en comparación con lo que habían ofrecido las propuestas anteriores de la serie. De esta forma, en lugar de ofrecer un argumento original y una simple modificación al sistema de juego que se había estrenado con Final Fantasy X, el título decidió cambiar prácticamente todo de raíz, dejando muy atrás los tropos que habían caracterizado a la franquicia desde la séptima entrega.

En Final Fantasy XII tenemos como personaje central a Vaan, un ladronzuelo que, sin ser el protagonista de la historia, sirve como el testigo a través del cual los jugadores podrán vivir una historia llena de misterios, intriga e intereses políticos donde la fantasía sólo es parte de un gran escenario. el título dejó atrás las invocaciones tradicionales de la serie y los encuentros con los enemigos, así como las armas y la forma en cómo se hacían uso de los comandos durante las peleas para dar lugar a una nueva y complejísima dinámica de juego en el que el jugador controlaba al líder de su equipo, pero dejaba la conducta de los demás miembros a merced de un sistema de “gambits”, una cierto tipo de programación que indicaba a cada héroe como debía reaccionar ante cada situación durante el combate. según los desarrolladores, una de las intenciones de estos cambios era llevar la experiencia de un juego en línea a la aventura para un solo jugador.

PERFECCIÓN NIPONA

La crítica especializada celebró profundamente los cambios y narrativa de Final Fantasy XII, convirtiéndolo en el primer juego de la serie en recibir la calificación perfecta en la venerada Famitsu, la revista más respetada del medio en Japón. Aun así, la recepción de este título en su momento no fue tan grande, sobretodo en occidente, donde la comunidad esperaba una nueva aventura similar a lo que venían disfrutando desde hace una década, y su complejo sistema de juego y alto nivel de dificultad alejó a muchos jugadores casuales no sólo del título, sino del género en su totalidad.

Durante muchos años, este título quedó relegado dentro de su propia serie por no ser tan popular y exitosos como sus predecesores, aun cuando su equipo de producción lo revisó, corrigió, editó y extendió en su versión internacional -titulada The Zodiac Age-, creando una versión definitiva que ha servido como la base de todas su re-ediciones y remasters hasta el día de hoy.

Con el paso de los años y la llegada de este título a otras consolas, el trabajo de su producción ha ganado un mayor reconocimiento no sólo en su trabajo gráfico y dirección de arte, sino también en la forma como su narrativa y sobretodo, dinámica de juego, se revelaron como dos factores que estaban muy adelantados para su época, haciendo que este título retomara poco a poco el lugar que merecía no sólo dentro de la su franquicia, sino del género al que pertenece.

Visualmente hermoso, retador y con grandes logros en casi todos sus aspectos, Final Fantasy XII ahora se sostiene como uno de los tres grandes juegos de esta serie y pot mucho, una de las aventuras más épicas que ha publicado Square Enix hasta ahora.


José M. Saucedo
Director Editorial en Capital GAMING. Cinéfilo, Melómano, GAYmer. Creativo por Accidente, Psicólogo de Vocación, Marketing por Conveniencia. Cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad.
Wow lo encontraste