[OPINIÓN] Nueva Regulación de Videojuegos en México

¿Era realmente necesaria esta reforma?


Hace unos días, en nuestro país se anunciaron nuevas normativas que entrarán en vigor el próximo años en relación a la clasificación de videojuegos de acuerdo a su contenido. Las reglamentaciones publicadas en el Diario Oficial de la Federación tienen la intención de regular el consumo de los videojuegos entre niños y jóvenes menores de edad. Esto no apareció de la noche a la mañana (bueno, un poco); desde abril de 2017 el gobierno ya había puesto su mirada fija en intervenir dentro del mercado de los videojuegos en el país. Desde entonces sólo se habían pronunciado interesados pero nada más pero, al parecer, nuestros gobernantes tienen mucho tiempo de sobra últimamente para aprobar normativas tan superfluas.

COPY / PASTE

Al más puro estilo de ‘-Oye pásame la tarea. -Está bien, nada más no la copies igual.’, La nueva regulación para los videojuegos en nuestro país es una calca de los lineamientos en el sistema norteamericano. El ESRB (Entertainment Software Rating Board) es de donde provienen las conocidas clasificaciones encontradas al frente y vuelta en las cajas de los juegos. E para todos, T para adolescentes y M para mayores de 17 años. En el sistema nacional simplemente se sustituyen las letras de tal forma que la clasificación se presenta como en el cine: A, B, B15, C y D. Eso sí, se incluyen algunos ‘nuevos’ puntos a considerar para conceder las clasificaciones como lo son apuestas simuladas o reales, microtransacciones, etc… Pero lo más relevante de las nuevas regulaciones es que, como si se tratara de comprar alcohol o cigarros, ahora para adquirir en tiendas juegos físicos clasificación C (Mayores de 18 años) se necesitará mostrar una identificación oficial. 

Sin embargo, como ocurre en la mayoría de los casos al intentar regular cualquier cosa, es una iniciativa fútil. Lejos de ‘mejorar la integridad de los niños’, las nuevas reglamentaciones solo serán contraproducentes. Los menores de 18 años buscarán formas de comprar juegos clasificación C sin necesidad de una identificación oficial. Que arroje la primera piedra el que no haya hecho lo mismo en preparatoria. En segundo lugar, ello incentivaría la reproducción y distribución pirata de los juegos. Además, cómo se supone que funciona la restricción para menores ahora que los juegos digitales se compran directamente desde una computadora o consola le están ganando terreno a los juegos físicos. Incluso las propias compañías como Xbox o Nintendo tienen desde hace mucho sus propios métodos de regulación como el llamado ‘control parental’.

¿ALGUIEN PIENSA EN LOS NIÑOS?

Creo que lo verdaderamente irónico de todo esto es el atrevimiento del gobierno por preocuparse tanto por la ‘integridad de los niños’. Mientras piden identificación para comprar juegos clasificación C, programas de pobre calidad son transmitidos sin ningún tipo de regulación en televisión abierta.

Desafortunadamente nuestro país sufre una realidad social extremadamente desigual. Hay una enorme diferencia en cuántos niños pueden jugar videojuegos, sobretodo de estreno, y quienes tienen acceso a la televisión abierta. Aunque la ESRB ha existido desde hace años y es una medida lo suficientemente útil para determinar las audiencias de los videojuegos, en su mayoría la propia comunidad sabe perfectamente los diferentes contenidos encontrados en los títulos. Los videojuegos gozan de una autorregulación. Al menos más de lo que se puede decir de los medios de comunicación convencionales en este país. En lugar de meterse donde no le llaman, nuestro tres veces heróico gobierno debería mejor poner orden en su propia cancha de juego, la televisión abierta.


Like it? Share with your friends!

Ivan Cardoso

Novice

0 Comments

Deja un comentario

Wow lo encontraste