[PREVIO] Hello Puppets: Midnight Show

Hagamos del terror un espectáculo


Hello Puppets: Midnight Show llega con contenido nuevo y más espeluznante que nunca. Anteriormente habíamos tenido una entrega en una experiencia de realidad virtual. La trama del primer juego, para ponerte en contexto, nos presenta como cuidador de un set de televisión donde se grababa un programa que tuvo gran popularidad en su momento, pero al parecer solo quedan vestigios y por si fuera poco, ha habido reportes de desapariciones en el área. (Si, todo muy parecido a Five Night at Freddy’s).

Después de ir a investigar e inevitablemente caer en una trampa, nos damos cuenta de que estamos atados a una marioneta que nos controla por completo, literalmente, una marioneta ha sido cosida a nuestro brazo y en conjunto con ella hay que ir superando obstáculos y resolviendo acertijos para conservar la vida y obtener nuestra libertad. 

Hello Puppets: Midnight Show se trata de una precuela que nos muestra el origen de esta espeluznante y siniestra historia, y aunque se sitúa en el mismo espacio, tanto la jugabilidad, el objetivo y la historia tienen un giro interesante.

Este título continúa con el estilo de su anterior entrega, con una perspectiva en primera persona y una ambientación ubicada a mediados de la década de 1980 en el set del alguna vez aclamado programa de televisión. Una vez más nos encontramos ahí, pero ahora controlamos a Owen Gubberson, un maestro fabricante de marionetas que dio vida a sus creaciones usando magia; sin embargo, este experimento resulta un error pues las marionetas son sádicas y buscan cuerpos humanos para poseer.

Cuando nos damos cuenta que estamos atrapados en el siniestro foro, la única manera de salir es evadiendo a un zombie controlado por una marioneta, el cual no dejará de perseguirnos mientras exploramos el set resolviendo infinidad de “puzzles”. Por si fuera poco, tenemos solo una noche para revertir el hechizo y escapar con vida del Handeemen Sound Stage. 

Para liberarnos de la terrible maldición tenemos que conseguir las seis caras de las marionetas faltantes en la pizarra del cuarto principal. Todas ellas ocultas en máquinas de mini juegos ubicada en el set que, por cierto, termina siendo como un laberinto enorme; hay cuartos dentro de los cuartos, y es vital buscar en ellos, pues hay artefactos que nos ayudan, como pilas o monedas.

Durante nuestra exploración por el escalofriante set, escucharemos indicaciones importantes que pueden ayudarnos a mantenernos con vida, pues revelan el área a la que se dirige el atacante. Constantemente el zombie estará recorriendo todas las habitaciones buscándonos y dejando trampas por todos lados, estas provocan un sonido que delata nuestra ubicación, algunas podremos desactivarlas pero, si por error activamos una, es un hecho que vienen por nosotros, así que solo queda esconderse en el locker más cercano y no hacer ningún ruido hasta que el peligro pase. Si la marioneta nos atrapa, será nuestro final.

Para ser un juego de terror la trama funciona bastante bien, el argumento te atrapa y durante la historia podemos notar toques cómicos en cuanto a algunos diálogos, y aunque las marionetas no luzcan necesariamente aterradoras, en conjunto con la voz, la música de fondo y el oscuro entorno, todo se convierte en un escenario en donde a nadie le gustaría pasar solo una noche.

A diferencia del primer juego, nos encontramos solos esta vez, y con el añadido de un psicópata cuya misión es encontrarnos. Una persecución es justo lo que vuelve todo más escalofriante pues hay acertijos tan largos que hacen que tu mayor miedo sea morir mientras los estás resolviendo.

El juego está en inglés pero hay subtítulos, así que ese no es mayor problema, la respuesta del juego es buena aunque en ocasiones y recalcamos que podría ser por tratarse de una Beta, pero el juego puede crashearse y no dejarte avanzar, como si no hubieras completado bien los desafíos, pero para revolver eso basta con reiniciar.


Milk Sparks

Wow lo encontraste