[RESEÑA] Blizzard Arcade Collection

Los creadores de WarCraft y Overwatch reviven su pasado


En un año en el que la industria de los videojuegos está de celebraciones importantes, Blizzard Entertainment se suma a la fiesta con una colección que revive tres de sus primeros juegos. The Lost Vikings, BlackThorne y Rock N Roll Racing regresan en una recopilación que, a diferencia de otras producciones similares, no sólo nos ofrecen los juegos originales que se vieron en el Super NES, Sega Genesis y Sega 32X, sino que también se cuenta con una versión definitiva que suma los mejores elementos de las versiones existentes en una misma entrega, corregida y aumentada.

VIKINGOS PERDIDOS

Publicado originalmente cuando la compañía todavía se llamaba Silicon & Synapse, en The Lost Vikings controlas a tres personajes al mismo tiempo. Uno puede correr velozmente y saltar, otro cuenta con un escudo impenetrable que también puedes usar como plataforma o para planear, y el último cuenta con una poderosa espada y flechas. Después de que tus personajes son secuestrados por extraterrestres, es tu deber guiarlos a la salida de cada nivel, usando sus habilidades para superar los obstáculos que haya en su camino.

El objetivo es hacer que los tres vikingos lleguen al final del nivel, y aunque eso suena sencillo, vaya que no lo es, puesto que cuando muere uno de tus personajes, tendrás que empezar el escenario de nuevo. Con una increíble dirección de arte, un reto de lógica bastante interesante y una propuesta prácticamente única, el juego resulta bastante interesante, y la versión definitiva suma más niveles al reto.

CARRERAS DE ROCK

Después del desastroso lanzamiento de RPM Racing que publicó para Super NES en 1991, Blizzard aprendió la lección y dos años más tarde publicó Rock N Roll Racing, el segundo juego de carreras más popular que salió en las consolas de 16 bits. El concepto es simple. Debes ganar carreras para obtener puntos y dinero con los que puedas avanzar de categorías y mejorar tu vehículo, pero para ganar tienes que llegar en primer lugar o destruir a tus contrincantes. El juego cuenta con versión original para dos jugadores y una nueva versión para cuatro en esta colección, y en todas las versiones nos acompaña un locutor que le añade mucha personalidad al juego.

Ahora claro, la razón por la que este juego es conocido es por su banda sonora, compuesta por seis clásicos del rock: Bad to the Bone, de George Thorogood and the Destroyers, Highway Star, de Deep Purple, Paranoid, de Black Sabbath, el tema de Peter Gunn, Born to be Wild, de Steppenwolf y Radar Love de Golden Earring. Aunque los temas sonaban bien en las primeras versiones, sobretodo en la del Super NES, la versión definitiva incluye los temas originales, lo cual se agradece, y mucho.

AVENTURA CINEMÁTICA

Siendo el tercero y más extraño de los títulos que ofrece esta colección, BlackThorne es un testamento al grandísimo trabajo en el desarrollo de historia, personajes y universos que ha caracterizado a Blizzard desde siempre. El juego, aunque es de plataformas, no trata de completarse velozmente, sino que cada uno de los movimientos requiere de una planeación, ya que su nivel de dificultad y ritmo requieren más paciencia que habilidad.

La versión para Super NES es uno de los juegos más bonitos que salieron para esa consola, aunque en esta colección recomendamos más la versión de 32 bits o de plano, la definitiva. Eso sí, los wallpapers que decoran la pantalla de juego muestran el arte original que hizo el legendario Jim Lee.

RECUERDOS DE ARCHIVO

Si no fue suficiente con jugar las versiones clásica y renovadas de estos títulos, esta colección también incluye un museo lleno de información acerca de la producción de cada título y también, las mejoras esperadas en este tipo de lanzamientos. La capacidad de poder salvar en cualquier momento, diversos tipos de filtros y wallpapers para ver el juego, y algunos detalles interesantes para los fanáticos de los juegos, la compañía o el retro gaming.

Calificación: 8.5

Blizzard Arcade Collection bien puede ser una viaje al pasado, pero también una gran muestra de cómo se estaban gestando todos esos elementos que caracterizan a las producciones de Blizzard. Aunque se agradece que se hayan agregado todas las opciones y filtros que uno espera en este tipo de recopilaciones, lo mejor sigue siendo el uso de las canciones originales en la versión definitiva de Rock N Roll Racing y el museo con todo el material que narra la historia de cada título presentado en esta colección.

Blizzard Arcade Collection es una recopilación desarrollada y distribuida por Blizzard, y se encuentra disponible para PC, PlayStation 4, Xbox ONE y Nintendo Switch. Para esta reseña se evaluó la versión para PC, que fue proporcionada por Blizzard Latinoamérica. 


Like it? Share with your friends!

José M. Saucedo
Director Editorial en Capital GAMING. Cinéfilo, Melómano, GAYmer. Creativo por Accidente, Psicólogo de Vocación, Marketing por Conveniencia. Cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad.

0 Comments

Deja un comentario

Wow lo encontraste