[RESEÑA] Flowing Lights

¡Fracasar y volver a intentarlo es parte del juego!


En la mayoría de los videojuegos de shooter el sistema y objetivo es el mismo, pero Flowing Lights llegó para destacar con una historia concisa y un gameplay de lo más hipnotizante, cuenta con un plus en su jugabilidad. La peculiaridad de esta entrega es que logra dejar atrás el “bullet-hell” para potenciar otras cualidades que hacen al juego más interesante.

Rompecabezas tipo arcade

Flowing Lights se trata de un título para una sola persona en el contexto de que el jugador está a cargo de una nave que tiene como objetivo erradicar a una gran cantidad de monstruos/extraterrestres bajo ciertos rompecabezas, además de que en cada nivel irán cambiando, también se puede sumar el hecho de que la gravedad funciona de manera distinta, obligando al jugador a mejorar sus estrategias y poniéndolo a pensar. Esto último lo hace un juego muy dinámico.

Lo que uno como jugador tiene que  hacer es recorrer diferentes niveles cortos en un largo túnel seccionado y conectado entre sí, que conforme se van desbloqueando los niveles, se van abriendo nuevas puertas en la infinita vereda de más de 200 desafíos. Es muy importante saber usar cada habilidad que nuestra nave nos proporciona así como los diferentes disparos y el turbo.

Foto: gFaUmNe

Los enemigos, en defensa, arrojan dos tipos de bolas de láser o de energía que fluyen como líquido en torno a la extraña gravedad, la de color amarillo nos quitará vida, pero no nos bloqueará el camino, la de color naranja además de quitar vida hará que nuestra nave “rebote”, impidiendo que avancemos en una determinada dirección. 

Como todo videojuego, comienza muy sencillo pero poco a poco el nivel incrementa y también los escenarios se llenan con muchos más monstruos, mejor posicionados, enemigos con filas enteras de balas que se mueven en todas direcciones, más dunas y agujeros que dificultan nuestro objetivo.

Fórmula añadida

Los rompecabezas son un gran añadido a este juego pues lo renueva inimaginablemente al grado de volverlo un tanto adictivo, pues el hecho de resolverlos, tener buena puntería y saber moverse a tiempo se vuelve un reto que cuando se consigue una victoria, es un logro bastante satisfactorio. Se puede destruir hasta tres enemigos de un solo disparo.

El número de intentos es ilimitado, pero como los rompecabezas se resuelven rápido aplicando solo un poco de habilidad, eventualmente se logra el objetivo, al no ser un acertijo tardado en completar no resulta para nada un juego tedioso. ¡Fracasar y volver a intentarlo es parte del juego! 

Foto: gFaUmNe

Clasificación interestelar

El juego cuenta con un sistema de rangos bastante equilibrado y eficiente, al final de cada batalla el jugador es clasificado con alguna de las letras: C, B, A o S. Esta clasificación se determina en el tiempo que uno se haya demorado en pasar el nivel, lógicamente entre menos tiempo te tome pasar un nivel, se reflejará en un mayor puntaje. Si nuestro tiempo se ubica entre la S y la A, seremos recompensados con una vida extra que será de gran ayuda en los siguientes niveles.

Si en algún nivel no estamos satisfechos con el puntaje obtenido, es posible repetirlo tantas veces sea necesario para mejorar nuestra marca. Este juego explota el balance, a pesar de constantemente ponerte a pensar, la recompensa es gratificante y para nada injusta.

Estética paranormal

Flowing Lights tiene una estética sencilla, a nivel técnico se entiende desde los primeros instantes, las gráficas son definidas, hay muchísimo color y movimiento en todo momento, las dunas son geométricas y bellísimas, con formas que adornan el caminar de los enemigos. La nave que piloteamos tiene un movimiento bastante fluido y fácil de manejar. En cuanto a la banda sonora tiene notas electrónicas y minimalistas, un tanto futuristas.

Foto: gFaUmNe

Desventajas galácticas

Lo único que podría comentar como un desperfecto del juego es que hay niveles tan frenéticos que si llevas ya un rato “conquistando la galaxia” y erradicando monstruos, es posible que puedas llegar a marearte un poco o que la vista se canse de tanto movimiento y color deslumbrante.

Al adentrarte en la historia y los niveles del juego, es  muy fácil perder la noción del tiempo y cuando menos lo notemos, estar en un nivel muy avanzado pero eso sólo se nota en la dificultad aumentada pues lejos de desbloquearse el siguiente nivel, no hay otro tipo de recompensa. Sin embargo, esta podría ser una aventura que cualquier dúo disfrutaría si tuviera modo cooperativo u online.

Calificación: 8.5

Flowing Lights es una aventura adictiva que una vez empiezas el viaje, no puedes detenerte hasta dominar a cualquier enemigo que se te ponga enfrente, este shooter de naves en scroll horizontal, incluye horas de diversión combinando  el estilo arcade con mecánicas futuristas. Si te gustan los retos, esta entrega es perfecta para ti, recuerda dejarnos tu opinión en la sección de comentarios.

Flowing Lights es un videojuego desarrollado por gFaUmNe del género Indie, Acción disponible para Nintendo Switch, Xbox One y Steam. Para esta reseña se jugó la versión para Xbox One, la cual fué proporcionada por gFaUmNe.


Like it? Share with your friends!

Milk Sparks

Novice

0 Comments

Deja un comentario

Wow lo encontraste