[RESEÑA] Guilty Gear Strive

La nueva entrega logra balancear un juego accesible con el reto característico de la franquicia.


Uno de los problemas que existían en los demás Guilty Gear es que podían llegar a ser demasiado complejos para su propio bien, por lo cual tenías que aprender muchas cosas antes de poder disfrutar de estos juegos de peleas en su máxima expresión. Guilty Gear Strive logra un balance perfecto, ya que por una parte reduce la complejidad de los combos para que más jugadores puedan realizarlos, pero no te confundas, aún existe un grado de profundidad que hará toda la diferencia entre los que juegan de manera casual y los que lo hacen de manera competitiva; además, el título logra se hace más accesible con un gameplay un poco más lento que en versiones anteriores.

DE MENOS A MÁS

A pesar de que 15 luchadores pueden parecer pocos, cada uno se siente tan diferente por su apariencia y manera de jugar que no te aburrirás por “falta de personajes”. Además de esto, si en verdad quieres ser el mejor, lograr ser muy bueno con cada uno va a requerir bastante dedicación, y tendrás que dominar por lo menos a uno para poder mantenerte a la par de los jugadores más experimentados que te vas a encontrar en el modo online.

Para los que no están familiarizados con Guilty Gear, la forma más fácil de describir sus gráficos es como tener un juego de pelea con estilo artístico de anime. Visualmente el título hace un gran trabajo en esta área, ya que combina un estilo llamativo de personajes con fondos de tercera dimensión, algo que contrastan bastante bien. Guilty Gear Strive es el juego de pelea con los mejores visuales que ha existido. Ojalá pudiera decir lo mismo de la banda sonora que está compuesta por canciones de rock que a la larga pueden llegar a aburrir un poco.

PELEAS A MODO

Al igual que muchos juegos de pelea, la historia de Guilty Gear Strive no logra engancharte mucho, pero en este caso es por razones completamente diferentes a las que estamos acostumbrados El modo historia es una colección de escenas que básicamente forman un anime; no hay nada de gameplay. Visualmente es glorioso pero la historia es un poco floja.

El principal modo donde aprendes a jugar con los personajes es el modo de misiones, que sirve como un sustituto del “Challenge Mode” de las versiones anteriores, ya que ambos cumplen con el mismo objetivo: enseñarte a usar a los personajes y entender las mecánicas de cada uno. Por otra parte, algo que me pareció un poco extraño es que en el Modo Arcade varios de los personajes no cuentan con historia específica, algo que al final no afecta tanto, ya que donde vas a pasar prácticamente todo tu tiempo va a ser en su modo online.

Calificación: 8.5

Guilty Gear Strive logra un balance perfecto para satisfacer a jugadores casuales y veteranos, ya que combina mayor accesibilidad con la complejidad y profundidad por la que es conocida esta franquicia. Visualmente no había visto un juego de peleas con una dirección artística tan buena. Aunque me hubiera gustado tener más cosas que hacer en modo singular, te aseguro que la vas a pasar muy bien en el modo online una vez que sepas lo que estás haciendo con los personajes. 

Guilty Gear Strive es un título desarrollado y distribuido por Arc System Works para PlayStation 4, PlayStation 5 y PC. Para esta reseña se jugó la versión para PlayStation 5, la cual fue proporcionada por los desarrolladores.


Like it? Share with your friends!

ChrisMaccise

Novice

0 Comments

Deja un comentario

Wow lo encontraste