[RESEÑA] Scott Pilgrim vs. the World: The Game – Complete Edition

Por petición popular, el clásico de Ubisoft está de regreso


Hay una generación que se gestó justo entre los millenials y los centennials que, a pesar de que creció con ambas, se hizo de una identidad propia que se alejó de la cultura popular para crear una propia. Identificándose a través de las series animadas, los juguetes y los videojuegos, el mundo geek creó sus propias reglas y de pronto, éstas se volvieron la base por las que se rige el mundo del entretenimiento el día de hoy. Son muchas las historias y personajes que unen a esta generación, pero ninguna lo reúne de mejor forma que la lucha de Scott Pilgrim contra los ex-novios de la chica de sus sueños.

TINTA, CINTA Y PIXEL

La novela gráfica de Scott Pilgrim fue escrita e ilustrada por Bryan Lee O’Malley y desde su estreno en el 2004 causó un impacto tan grande en el mundo geek, dentro y fuera de los comics, que para cuando se estaba preparando su último número, la película ya estaba en camino a las salas de cine alrededor del mundo. Si bien este filme no fue tan bien recibido como lo merecía, como todo buen producto geek, con el tiempo se ha ganado el estatus de “película de culto”, una categoría que comparte con la obra original y también, con el videojuego basado en ella.

Scott Pilgrim vs. the World: The Game se lanzó originalmente en el 2010 como un juego descargable aparentemente simple, pero que escondía una de las más grandes celebraciones que se han producido de la cultura gamer hasta ahora. Diseñado como el clásico beat’em up, género en el que vas golpeando a quien se te ponga enfrente, el juego narra la misma historia que la película y el cómic, haciéndote atravesar niveles llenos de enemigos hasta llegar a enfrentar a uno de los ex-novios de tu amada hasta lograr vencerlos a todos. Así de simple es la propuesta, pero vaya que el título ofrece muchísimo más.

SOLOS CONTRA EL MUNDO

Inspirado en juegos clásicos como Streets of Rage, Double Dragon y, sobretodo, River City Ransom, Scott Pilgrim vs. the World: The Game te permite usar uno de cuatro personajes en dos modos de juegos distintos: el modo aventura o campaña, y en una serie de mini juegos competitivos. Cada uno de tus personajes ganan experiencia al vencer a sus enemigos, lo que se traduce en mejoras en su fuerza, defensa, velocidad y poder, así como también va aprendiendo nuevos movimientos y combos. Aparte, cuando vences a un contrincante ganas monedas con las que puedes entrar en los diversos locales que hay en el juego para comprar comida que mejore tus stats y te recupera vida, o revistas y películas que mejoran tus movimientos.

El título permite jugar hasta cuatro jugadores al mismo tiempo de manera local y en línea, aunque este último sólo aplica para la campaña principal. Cuando vas acompañado con tus cuates puedes realizar ataques especiales combinando sus poderes y si están los cuatro tienen un ataque devastador que daña a todos los enemigos en pantalla. Finalmente, cada personaje cuenta con un striker o compañero que entra al quite cuando las cosas se ponen realmente difíciles. Aparte, si tienes oportunidad de checarlo, busca los escenarios y las tiendas secretas, los cuales te ayudarán mucho en tu camino.

ARTE GAMER

La dirección de arte del juego está basada en el arte del animador Paul Robertson y el excepcional soundtrack fue compuesto por la banda neoyorkina de chiptune Anamanaguchi, quienes mezclan la música rock con sonidos producidos por una consola de videojuegos. Este soundtrack, cabe mencionar, es considerado como una de las mejores bandas sonoras que se han compuesto para un videojuego en lo que va de este siglo, simplemente porque es increíblemente acorde al título al hacer referencia a los sonidos de la vieja escuela, pero dándoles un estilo moderno.

No vamos a negar que Scott Pilgrim vs. the World: The Game es un juego difícil, ya que sí exige que le des varias vueltas para tener a tu personaje en un nivel de experiencia decente para poder llegar siquiera al final de la aventura. El juego fue hecho para jugarse entre varios y así es como se disfruta. Esta versión incluye dos minijuegos y los personajes adicionales que se lanzaron para la versión original, así como todas las mejoras que se le hicieron al título mientras estuvo disponible en las consolas de hace dos generaciones.

Calificación: 9.0

Son pocas las oportunidades que tendremos de jugar un título que realmente merece ser considerado “de culto”. Las graciosas referencias, su impecable banda sonora y un trabajo gráfico excepcional son los primeros elementos que llaman la atención de un juego que es entretenido al jugarse solo, y se vuelve toda una experiencia cuando compartes tu aventura con alguien más, ya sea de manera local o en línea. Descarguen, disfruten y guarden Scott Pilgrim vs. the World: The Game, no vaya ser que nos lo vuelvan a quitar. 

Scott Pilgrim vs. the World: The Game – Complete Edition es un juego desarrollado y distribuido por Ubisoft, y se encuentra disponible para PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox ONE, Nintendo Switch y PC. Para esta reseña se probó la versión para PlayStation 4 que fue proporcionada por Ubisoft Latinoamérica.


Like it? Share with your friends!

José M. Saucedo
Director Editorial en Capital GAMING. Cinéfilo, Melómano, GAYmer. Creativo por Accidente, Psicólogo de Vocación, Marketing por Conveniencia. Cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad.

0 Comments

Deja un comentario

Wow lo encontraste